Analiza tu competencia de Google

Analiza tu competencia de Google

¿Cómo analizar tu competencia de Google para identificar posibles enlaces? En esta guía, aprenderás a encontrar a tus verdaderos competidores, a descubrir sus backlinks y a tomar prestados los de mayor potencial.

1. Encuentre a sus verdaderos competidores

Lo primero que debes hacer es averiguar quiénes son tus verdaderos competidores de búsqueda y elegir los mejores para espiarlos. Recuerde que sus competidores de búsqueda no son necesariamente los mismos que sus competidores de la vida real. En cambio, son los sitios web que ocupan un lugar destacado en las páginas de resultados de los motores de búsqueda.

La forma más fácil de ver quiénes son sus competidores clave es escribir sus palabras clave iniciales en Google y ver qué dominios aparecen en Google con más frecuencia. Ahora bien, obtendrá algunos sitios web extraños, pero después de unas cuantas búsquedas, debería tener una idea bastante buena de quién está operando realmente en su nicho.

Por supuesto, buscar en Google todas las palabras clave de su nicho y anotar los sitios web que se clasifican para la mayoría no es muy eficiente. Por suerte, el análisis de la competencia es un reto común para los SEO y los propietarios de sitios web, por lo que hay muchas herramientas profesionales que pueden acelerar el proceso. Si ya está utilizando una herramienta de SEO, ya sea Moz, Semrush o Ahrefs, es probable que tenga alguna forma de investigación de la competencia incorporada. Dependiendo de la herramienta SEO que utilice, podrá identificar a sus competidores de búsqueda por tema o por dominio, o a veces por ambos.

Para identificar a sus competidores por tema, tendrá que introducir unas cuantas palabras clave iniciales y la herramienta encontrará los sitios web mejor clasificados para estas palabras clave con mayor frecuencia. Este método le permite seleccionar las palabras clave y buscar competidores en un nicho estrecho.

2. Encuentre los backlinks de sus competidores

Una vez que tengas la lista de tus competidores más relevantes, puedes pasar a investigar quienes les enlazan (backlinks)

Para una comprobación rápida de los backlinks de la competencia, puedes utilizar cualquier herramienta de comprobación de backlinks. Escriba el dominio del competidor para ver las páginas exactas que enlazan a un sitio web, las URL a las que enlazan, los textos de anclaje, los rangos de dominio, si un enlace es dofollow o no.

3. Seleccione los prospectos de backlinks más fuertes

Una vez que hayas analizado tu competencia de Google y sacado una lista completa de los backlinks de tus competidores, es probable que tengas miles, a veces decenas de miles de sitios web potenciales. Lo cual es claramente demasiado para llevar a cabo una campaña de difusión efectiva. Además, copiar a ciegas todos los posibles backlinks de tus competidores no es la mejor estrategia, ya que algunos de ellos pueden ofrecer backlinks de baja calidad que sólo perjudicarán tu SEO.

Para reducir la lista de posibles backlinks a un tamaño manejable, es necesario descartar los sitios web que ofrecen backlinks de baja calidad. Los factores más comunes que señalan la calidad de los prospectos de backlinks incluyen:

La autoridad del dominio. Cuanto más alta sea, mejor. Los dominios de alta autoridad son los sitios web que a su vez tienen muchos backlinks, un contenido de alta calidad y una buena experiencia de usuario, por lo que transmiten más autoridad a través de sus enlaces.

Dofollow/nofollow. A diferencia de los enlaces nofollow, los enlaces dofollow son capaces de pasar link juice a sus páginas de destino. Los enlaces nofollow no son del todo inútiles, pero no contribuyen a su clasificación. Está bien tener enlaces nofollow en su perfil, pero no debería malgastar sus recursos en conseguir más de ellos.

Superposición de enlaces. Como ya se ha mencionado, los dominios que enlazan con dos o más de sus competidores son especialmente valiosos como perspectivas de backlinks.

Riesgo de penalización. Los enlaces que proceden de sitios web sospechosos con contenido poco convincente o sin sentido, con muchos anuncios y con una mala experiencia de usuario pueden ponerle en aprietos con Google.

Dependiendo de la herramienta SEO que hayas utilizado para recopilar los posibles backlinks, podrás utilizar algunos o todos los parámetros anteriores para filtrar la lista de backlinks. Tomando Moz como ejemplo, tendrás DA para la autoridad del dominio, Spam Score y Sitios que se cruzan:

4. Inicie las campañas de divulgación

Ahora que tienes una lista de clientes potenciales, es el momento de ver cuáles de ellos están dispuestos a alojar tus backlinks.

Puedes clasificar tus prospectos en categorías, encontrar la información de contacto y empezar a contactar con ellos. Elige la plantilla de correo electrónico según el tipo de prospecto, y di directamente lo que vas a pedir y lo que ofrecerás a cambio.

Recuerda que debes personalizar tu mensaje de contacto. A la gente no le gustan las cartas tipo bot, y la mayoría de las veces las borran sin leerlas.

5. Monitoriza tu perfil de backlinks

La monitorización de su historial de backlinks le permitirá ver si los nuevos backlinks han hecho algún cambio en sus posiciones de ranking, notar si algo va mal, e investigar cualquier problema que surja.

Una afluencia repentina de backlinks de baja calidad es una de las cosas que pueden requerir su atención. Puede tratarse de un ataque de SEO negativo por parte de uno de sus competidores, o los enlaces pueden aparecer de forma orgánica, o puede ser que su agencia de SEO compre enlaces de baja calidad para su sitio web. Pero, sea cual sea el motivo, un aumento repentino de los enlaces de spam puede atraer la atención de Google y hacerle ganar una penalización. Y recuperarse de dicha penalización puede llevar desde varios meses hasta, bueno, nunca.

Si observa un crecimiento sospechoso del número de backlinks en su sitio web, asegúrese de investigar si estos enlaces son buenos o malos y de dónde proceden. Si los enlaces son malos, intente ponerse en contacto con los propietarios de los sitios web y pídales que los eliminen o, al menos, que dejen de seguirlos. Si no es posible, puedes utilizar la herramienta de desautorización de Google para decirle a Google que no has tenido nada que ver con ellos.

Una caída repentina de los backlinks de alta calidad es otra cosa que puede requerir su atención. Esto puede deberse a que la página de enlace se ha trasladado a otra URL, se ha eliminado, el contenido de la página ha cambiado o el propio enlace se ha eliminado o se ha sustituido por un enlace a su competidor. En este caso, debe ponerse en contacto con el socio de backlinks para ver qué ha pasado y restaurar el backlink si es posible.

No olvide vigilar también los perfiles de backlinks de sus competidores. Preste atención a los aumentos recientes y repentinos de la cantidad de backlinks. Si hay alguno, compruebe de dónde proceden. Si la nueva perspectiva parece ser creíble, considere incluirla también en su alcance.

Ir arriba