startup de exito

Las claves de una startup de éxito

En los primeros días de una startup, es fácil hacer un seguimiento un equipo pequeño y sus trabajos. A medida que la organización crece, se hace más difícil la comunicación eficaz entre los miembros. La falta de comunicación es lo que amenaza a cualquier empresa, paralizando sus procesos de trabajo y dejándola vulnerable a factores externos.

La organización de una startup de éxito y el enfoque son importantes en los primeros pasos de su empresa emergente. Hay mucho software de gestión de proyectos como trello, asana o teamwork que le ahorra el problema de tener que ocuparse de ello por su cuenta. En los primeros meses de funcionamiento, es imprescindible crear una estructura y un plan al que siempre se pueda recurrir. Construir una organización en una startup de éxito es una tarea de enormes proporciones, mucho más para mantenerla en pie y eficiente, pero se puede hacer más fácil con algunas prácticas en mente.

No extiendas demasiado tu empresa

En primer lugar, debes asegurarte de que tu startup puede manejar el número de servicios que ofrece. Algunas startups pueden verse sobrecargadas, asumiendo demasiadas responsabilidades y estirando sus recursos hasta un punto de ruptura. Para evitar esto, evalúa cuáles son tus servicios principales. No necesitas una sección de artículos en tu sitio web si no necesitas atraer tráfico. No necesitas ir a conferencias y hacer presentaciones si no tienes una necesidad concreta de nuevos clientes.

Una forma de evitar que las nuevas empresas se extiendan demasiado y dejen su negocio vulnerable es subcontratar los procesos empresariales. La subcontratación puede ayudar a su empresa a mantenerse en el camino de sus objetivos, sin preocuparse de otros factores.

Divide el trabajo

Con su fuerza de trabajo centrada en el desarrollo, divida sus tareas en pequeñas acciones que se acumulen hasta el objetivo final. Muchos proyectos fracasan debido a que los planes son demasiado grandes y complejos para ser factibles. Al dividir el trabajo, puedes crear plazos para cada uno y ajustarlo a lo que el proyecto necesite. A veces, basta con dar un paso atrás y encontrar una forma más sencilla de hacer las cosas.

Organiza la jerarquía de tu empresa

A medida que tu startup de éxito crece, pronto descubrirás que todo tiene una función en la jerarquía. Asigne a las personas adecuadas en los lugares correctos, y los resultados llegarán de forma natural. Si necesita que alguien lance su producto o encuentre nuevos clientes, asigne la tarea a una persona clara. Dejar que el responsable de la tarea interprete puede confundir a tus empleados. Afina tu organigrama y asegúrate de que todo el mundo entiende bien su posición en el organigrama.

Vigila tus recursos

Ahora bien, la organización no sólo se refiere a las personas dentro de la startup. También se refiere a tus recursos: flujo de caja, presencia en las redes sociales, inventario, etc. Organizar tu inventario y tus materiales es una medida rentable que puede ahorrarte muchos dolores de cabeza a largo plazo. Mantener los costes bajos es importante, por lo que mantener un control estricto de su inventario requerirá tiempo y esfuerzo. La automatización es una forma precisa de realizar un seguimiento, ya que elimina la amenaza de los robos internos y siempre enviará alertas sobre su inventario restante.

El software de seguimiento y contabilidad es importante, ya que le ayuda a recopilar datos sobre sus ventas, la productividad de su mano de obra y el impacto que tienen en el coste de funcionamiento de su empresa.

Planifica tus plazos

Si tu startup pertenece a un sector relacionado con el desarrollo de productos, organizar los plazos es imprescindible para impulsar tus ventas. Sus beneficios dependen de la capacidad de su producto para cambiar el mercado, y éste debe ser el objetivo de todas las personas y recursos que se dediquen al proyecto.

Organizar todos los aspectos del desarrollo de su producto es vital. Cuando el desarrollo del producto se detiene, hay que tener en cuenta otros objetivos. Ya sea a través de la comercialización o simplemente la producción en masa de su producto, se debe utilizar una hoja de ruta para identificar los pasos hacia su objetivo. Todo el mundo debe estar en la misma página.

Mejore el flujo de trabajo de su empresa

Tanto si su equipo trabaja de forma virtual como si se subcontrata a personas de todo el mundo, tener una organización es un reto. Investiga y encuentra formas de mejorar los procesos para tus proyectos actuales y futuros. Cuando toda la empresa se alinea con sus objetivos, es sencillo calibrar lo que hay que hacer para conseguir el trabajo. El orden de prioridades es más sencillo porque todo el mundo sabe qué es lo esencial y qué no. La falta de organización no hace una gran empresa, pero una gran empresa sabe cómo solucionar su falta de organización.

Ir arriba